WWE

El desperdiciado primer mes de Reigns como campeón indiscutible

Roman Reigns ha sido el campeón universal por más de 600 días, y su largo reinado es, de alguna manera, una bocanada de aire fresco en una era en la que la compañía a menudo, mueve el oro rápidamente sin continuidad.

Sin embargo, WWE tomó una decisión extraña al unificar los campeonatos mundiales, convirtiendo también al jefe tribal en el campeón de WWE después de derrotar a Brock Lesnar en WrestleMania 38. Sin embargo, desde entonces, tanto Raw como SmackDown han sufrido al igual que el propio campeón.

Con tanto detrás de Reigns, es difícil establecer retadores. Cody Rhodes y Seth Rollins están peleándose en este momento, Edge y AJ Styles se mantienen ocupados, y Shinsuke Nakamura se puso de pie brevemente pero desapareció de la misma forma en la que apareció, sin ninguna explicación.

Si bien Drew McIntyre es un gran retador para Reigns, la reserva de WWE deja claro que no quiere apresurar ese combate. En cambio, una alta cantidad de campeonatos se juntaron en una lucha por equipos de seis hombres el domingo sin nada en juego, que es fácil decir que a pesar de que podría robarse el show, como premisa es decepcionante. Pasamos de tener una lucha de unificación por equipos que era lo mas interesante para Backlash a tener la típica lucha de relleno de 6 hombres de cualquier Raw.

Proteger las grandes luchas, así como al campeón que tiene todo el oro, deja vulnerables a Raw y SmackDown. Cada semana desde WrestleMania, Reigns simplemente ha estado allí y no es una parte de nada en la programación. Todos los demás están tomando el relevo sin la recompensa del oro.

Esto no significa que vaya a durar para siempre, pero puede que sea el momento de dejar que Reigns pierda para volver a poner los reflectores en algo, incluso el perder uno de los dos campeonatos parece el paso lógico si WWE quiere seguir protegiéndolo. Su carrera como campeón unificado ya parece estar mal concebida, y solo lleva un mes.