El fracaso de repetir luchas cada semana en WWE

El repetir la misma lucha de la semana pasada es sencillo, perezoso, y nos hace cuestionar el llamar como creativo al equipo de escritura de WWE.

En contexto este es uno de los mayores problemas que enfrentan los esfuerzos mediocres de WWE de generar 5 horas a la semana en sus show principales, Raw y SmackDown.

Es algo que ha plagado el producto de WWE durante años y algo que debe arreglarse si la compañía alguna vez quiere que los fanáticos se sientan realmente intrigados y emocionados por sus programas nuevamente.

El ejemplo mas inmediato es que en el SmackDown del viernes, Shinsuke Nakamura se enfrento con King Corbin por cuarta vez en cinco semanas, poniendo fin a una disputa que se ha diluido tanto por la repetición que nadie puede estar emocionado por el fin de la disputa.

El ver a dos competidores luchar tantas seguida, hace que pierda su impacto. Es solo otro combate, entre dos tipos para los que el equipo creativo claramente no tenía nada mejor. Y este es solo un ejemplo.

Drew McIntyre vs Lashley es un ejemplo en la escena principal de Raw, y el problema es que para McIntyre esto no es nuevo, por ejemplo, hubo una redundancia preocupante en la disputa de Randy Orton, que tuvo lugar durante varios meses y generó al menos seis luchas entre ellos dos. Contra Lashley ya está programada una tercera pelea consecutiva.

Entonces se tiene lo siguiente, los jefes de WWE y los genios creativos piensan que sus fanáticos simplemente van a olvidar lo que acaban de ver hace solo una semana, tratan a los fanáticos de estúpidos, lo que me recuerda el primer capitulo de Loky donde el personaje cuestionaba porque los viajes en el tiempo de los vengadores no destruyendo la continuidad en Endgame, un gran bache creativo, el cual debería ser resuelto o al menos no se oculta.

El problema mas grande, es que los jefes saben que estan mal, pero aún así no se arreglan los problemas. Vince McMahon es consciente de que el producto está obsoleto, al menos si nos guiamos por el nuevo informe de Paul Davis en WrestlingNews.co. Gran parte de esa obsolescencia proviene de los show semanales que parecen ser todos similares a menudo sin un avance real en las historias.

Y al encontrar un mal producto, nos damos cuenta que existen otras formas de presentar la misma disputa durante semanas, sin sobresaturar el producto. All Elite Wrestling por ejemplo y por mucho que pueda molestar a Macmahon y al resto de la jerarquía de WWE, sería conveniente que se sentaran y se dieran cuenta de lo que ha logrado esta joven empresa.

AEW ha logrado presentar disputas nuevas cada semana en Dynamite sin apoyarse en el mismo combate, gracias a su uso de viñetas, ángulos fuera del ring y paquetes de video. Ha mantenido una frescura a lo largo de esta maldita era pandémica que WWE no ha siquiera intentado.

Esta empresa se las ha arreglado para preservar la mayoría de sus peleas porque no ha obligado a sus fanáticos a ver lo mismo una y otra vez. Por ejemplo, ha logrado mantener con vida peleas como Adam Page vs Team Taz reservando a los involucrados en combates con otros luchadores en el roster. De esa manera, los participantes no se han enfrentado entre sí seis veces antes de un PPV.

Incluso el presidente de AEW, Tony Khan, sabe de los problemas que existen en WWE y se aprovecha de esto para darles un mensaje, esto cuando habló con Kenny Herzog de Entrepreneur sobre cual es el plan de WWE.

«Seguir con las cosas que dices que vas a hacer y tratar de ofrecer un espectáculo que esté en el espíritu de lo que los fanáticos quieren ver semana tras semana y ofrecer luchas y feudos nuevos es una gran parte de esto». Ya sabes, no hacer las mismas luchas 17 semanas seguidas«.

Lo cuestionable es que WWE tiene el talento a su disposición para evitar la reserva sin inspiración de los últimos años, pero no lo hace, lo que lo hace mucho más frustrante…