La infame elección de Miss Wrestlemania

Hace un par de días, Rea Rhipley rompió Internet emulando uno de los movimientos celebres de Rikishi, días después, su retadora al título mundial en Wrestlemania 40, Becky Lynch crítico y recordó que esto solo le llevaba al pasado, a una época oscura para las mujeres en la industria, una época en donde solo eran vista como un objeto del deseo masculino, un tiempo pasado en donde las mujeres no eran tomadas en serio (Tras cámara eso no ha cambiado realmente).

Y mientras que más de alguno podrá señalar cierta hipocresía por ciertas imágenes compartidas que pueden encontrar en Google de la misma Lynch con un par de títulos y Seth Rollins, lo cierto es que sus palabras tienen parte de razón, las mujeres hace no mucho en la WWE no tenían importancia real, eran relegadas a ser el objeto sexual en pantalla, un segmento de comedia o el segmento usado como tiempo muerto para ir al baño, comprar algo para comer, no eran un atractivo a la par de los hombres, hablando de lucha libre.

Y el ejemplo más claro de todo lo oscuro, todo lo malo que estaba con la reserva llego en 2015, Wrestlemania 25, ese evento que recordamos por el clásico entre Michales y el Undertaker y porque nos dio un Matt Hardy vs Jeff Hardy, pero también entrego una batalla real de «Divas» para coronar a la «señorita» Wrestlemania.

Santino Marella ganó la Batalla Real Femenina en WrestleMania 25.

El patriarcado lo ha vuelto a hacer podrían decir, ya que un hombre gano la batalla real de mujeres simulando ser su hermana gemela falsa, Santina.

No solo WWE se burló de la lucha libre femenina, también fue un insulto a la inteligencia de los fanáticos que mirábamos todo esto desde nuestras casas, de hecho, es más clara la nula importancia de la lucha libre femenina para WWE, ya que esa fue la única lucha de mujeres en todo el evento.

Esto fue diseñado para ser «divertido», y tal vez lo fue para algunas personas llamadas Vince McMahon en 2009, pero fue uno de los muchos momentos que se destaca como de mal gusto por múltiples razones y nos hace preguntarnos ¿Se imaginan si WWE hiciera algo como esto en los tiempos tan polarizados que corren? Sin dudas Internet explotaría en ambos extremos, quizás si Disney termina comprando WWE volvamos a esa época, quien sabe…