WWE

Un nuevo cinturón para Roman Reigns debe ser una prioridad

Nadie podría haber predicho que Roman Reigns en el Raw tras Wrestlemania, el doble Campeón de WWE y Universal cerraría Raw con una de las promociones en el ring más inútiles que el programa haya presenciado.

¿Que salió mal?

La lógica nos dice que puede haber sido una manera tramposa de hacer que los fanáticos vean SmackDown este viernes, pero también puede deberse a que aún no se tiene clara la gravedad de la lesión en el brazo, de hecho, en el show del lunes se pudo ver claramente como Reigns aún presenta molestias en su brazo izquierdo.

¿Pero qué era lo que se esperaba en primer lugar?

La historia nos dice que cada vez que se tiene un doble campeón mundial, siempre se tiene un nuevo diseño de cinturón unificado, paso en 2002 cuando Triple H tras quitarle los títulos a Chris Jericho más tarde ese año recibió un nuevo título y paso en 2014, cuando Lesnar tras destronar a Cena recibió lo que es el actual diseño del título de WWE.

¿WWE resistió la tentación de presentar un nuevo cinturón el lunes? Es una posibilidad, así como también es una posibilidad de que antes de eso puede realizar un nuevo anuncio, el anunciar formalmente al oponente de Roman para WrestleMania Backlash el 8 de mayo. Claro, aún se tiene mucho tiempo por delante, pero alguna indicación de lo que la gente puede esperar hubiera sido bueno.

Reigns prometió dar más en el SmackDown del viernes, para ser justos, es probable que se den indicios de su nuevo oponente, pero la idea de que reciba un cinturón nuevo de las manos de Paul Heyman parece el paso lógico en algún momento de su reinado.