WWE

WWE tiene un problema con Ronda Rousey

El SmackDown de esta semana comenzó con Rousey tratando de secuestrar el show hasta que la gerencia la reintegrara, pero el segmento terminó con Ronda esposada por la policía que se la llevó fuera de la arena.

Una cosa que ha quedado clara es que WWE realmente no sabe qué quiere hacer con Rousey cuando ella no está muy involucrada en la escena del título.

Esto es similar al problema que ha tenido la compañía con Brock Lesnar.

Ambos son estrellas tan grandes que usarlos fuera de la escena del evento principal parece una pérdida de tiempo, pero mantenerlos demasiado cerca de los cinturones en todo momento también conduce a la repetición.

La pelea de WWE con Rousey con la gerencia en lugar de Liv Morgan o Bianca Belair se siente como una táctica dilatoria hasta que finalmente termina de nuevo en la búsqueda del oro o tome una pausa para irse de vacaciones. Es más, su derrota contra Liv acusando una lesión para luego tener un final en donde Liv se rindiera, pero que retuviera por un mal arbitro (En la historia) es la muestra de que ella esta muy por sobre Liv o cualquiera y todo esto es para «proteger» esta credibilidad que acumula Rousey.

Es genial que WWE tenga grandes nombres como Rousey en su nómina, pero debe darse cuenta de que hay mucho valor en ella además de ser una campeona. De hecho, una larga serie de peleas sin un campeonato importante podría ayudarla a atraer a más fanáticos a su favor.