Raw

Crítica Raw 07/06/21

Con WWE Hell in a Cell 2021 a menos de dos semanas de distancia considerando que es el 20 de junio, la cartelera finalmente está comenzando a cerrarse.

El Raw de esta semana presenta a Bobby Lashley y Drew McIntyre haciendo oficial su lucha por el título de WWE con la firma de un contrato.

También cinco equipos competirán en un Battle Royal para determinar a los contendientes por los Campeonatos de Parejas de Raw de Omos y AJ Styles.

Tag Team Battle Royal

La promo antes de la lucha era innecesaria, pero le dio un poco más de contexto a este Battle Royal, por lo que no fue una pérdida total de tiempo. Styles tenía algunas buenas líneas.

Tener a Morrison y Dorado compitiendo solos parecía algo fuera de lugar, especialmente porque ambos fueron eliminados a los pocos minutos. Tener a uno de ellos sobreviviendo hasta cerca del final habría sido una historia más satisfactoria que simplemente tenerlos como relleno porque no existen mas equipos.

El resto de la lucha fue decente. Tener a Erik e Ivar ganando fue una agradable sorpresa porque parecía que esta era la lucha para Orton y Riddle.

Elias vs Jaxson Ryker

WWE le dio a Ryker el ruido de de apoyo de la multitud pregrabada cuando atacó a Elias y durante toda la lucha, por lo que parece que este cambio en su personaje es oficial.

Si bien Ryker tiene algo de ventaja, pensar que es un buen tipo será difícil de vender, mas con la mala escritura alrededor de todo lo que ha hecho. Por otro lado, ha molestado a muchos fanáticos con publicaciones en redes sociales, por lo que es aún mas difícil de vender,.

Esta lucha fue corta, no contó con momentos memorables y terminó con una cuenta fuera.

Firma de contrato

Las firmas de contratos suelen ser predecibles y repetitivas. Esto no fue la excepción. Fue solo una excusa para que se hablaran mal entre ellos.

McIntyre y Lashley lo hicieron bastante bien con sus promos. Era lo habitual «Voy a ganar porque soy imparable» bla bla.

El momento con la espada fue más divertido que intenso, al menos funcionó en el primer intento.

Ricochet vs Humberto Carrillo

Las luchas babyfaces vs babyface no siempre funcionan, pero es difícil no disfrutar del tipo de espectáculo que dos luchadores con movimientos vistosos pueden ofrecer con poco o ningún esfuerzo.

El respeto mutuo entre los competidores hizo de esta una pelea limpia y justa que contó con varios finales falsos. Este es el tipo de combate que generalmente se pierde en Main Event o 205 Live.

El final fue el único punto débil. No fue concluyente y casi hizo que pareciera que ninguno de los dos era digno de una oportunidad por el título. Deberíamos obtener algún tipo de desarrollo en esta historia la próxima semana para que Sheamus tenga un rival para Hell in a Cell.

Jeff Hardy vs Cedric Alexander

Alexander y Hardy tuvieron una lucha divertida y enérgica. Parecían tener buena química a pesar de pasar poco tiempo juntos en el ring antes del lunes por la noche.

Es extraño ver a Alexander perder limpio después de vencer a Shelton Benjamin en su disputa. Parece que la WWE no está segura de si quiere darle un push o no.

Asuka y Nikki Cross vs Charlotte y Rhea Ripley

La tensión entre Charlotte y Ripley era un libro ya conocido, era predecible, pero lo hicieron funcionar con la forma en que interactuaban.

Por otro lado, es un poco descorazonador ver a Asuka y Cross tratadas más como molestias, relleno, que como amenazas reales. Son grandes intérpretes con mucho que ofrecer y deberían ser vistos como peligrosas.

Mansoor vs Drew Gulak

Fue genial ver a Gulak y Mansoor pasar algo de tiempo frente a la pantalla, pero esta lucha se habría beneficiado de unos minutos más. (Si el maldito show que dura tres horas no puede dar mas tiempo para luchas).

Riddle vs Kofi Kingston

Está surgiendo una tendencia extraña en la que WWE hace que la gente trabaje en múltiples luchas en Raw. Hemos visto a personas hacer una doble función varias semanas seguidas. La lista suficientes personas para llenar el programa, por lo que esto parece un patrón extraño.

Riddle y Kingston son buenos atletas, por lo que no fue sorprendente verlos armar un buena lucha.

La secuencia final fue especialmente entretenida. La lucha tuvo un final limpio e hizo que Kingston se viera genial. Orton probablemente le gritará a Riddle por perder la próxima semana.

Alexa

Es difícil saber si esto fue brillante o terrible. El valor de producción del segmento fue excelente, pero había algo en él que no encajaba.

Baszler hizo un trabajo correcto vendiendo su miedo al final pero para este servidor, sigue siendo difícil de creer, Bliss espeluznante como siempre. Esta podría ser una buena historia si WWE lo hace bien. Sin embargo, ese es siempre el desafío y Bliss lleva demasiadas semanas con una floja escritura creativa.

En general, Raw esta semana fue mejor que los episodios recientes, el tema es el de siempre, eso no siempre es bueno considerando lo malo que viene siendo Raw en episodios recientes.