Raw

Crítica Raw 14/06/21

Estamos en la recta final antes de Hell in a Cell este domingo, por lo que Raw de esta semana pasó mucho tiempo asegurándose de que las historias tuviesen algún avance.

El programa del lunes contó con el regreso de Eva Marie después de semanas de videos promocionando su regreso. Naomi era su primera oponente.

También vimos a AJ Styles luchar contra Drew McIntyre mientras The New Day se enfrentaba a Randy Orton y Riddle.

Nikki Cross vs Charlotte

Cross solía ser una de las mujeres más temidas en todo NXT…

En la lista principal ha sido decepcionante, por decir lo menos. Su breve carrera como campeona en parejas con Bliss fue su único punto a destacar.

Tenerla jugando a ser una perdedora no es el problema. WWE simplemente la hace parecer alguien que no pertenece al mismo ring que Charlotte a pesar de su habilidad, lo cual es un problema. Nada en este segmento era nuevo o satisfactorio. Era un relleno para perder el tiempo hasta el domingo.

Jeff Hardy vs John Morrison y Cedric Alexander

Hardy y Morrison han estado en muchos combates juntos desde hace más de 15 años. Desafortunadamente, no tuvieron tiempo suficiente para hacer de este combate algo especial. Las cosas que lograron encajar en el combate se veían bien, pero no fue mucho.

Lo que sucedió después fue extraño. Hardy perdió un combate y luego decidió apostar su carrera frente a Alexander. Podría ser lo más tonto que haya hecho su personaje. Incluso si lo hacía parecer un luchador valiente, también lo hacía parecer un tonto.

¿Cuál fue el punto de que perdiera ante Morrison solo para ganar su próximo combate? ¿Por qué WWE rompió el grupo al que pertenecía Alexander?

La acción en el ring en estos segmentos estuvo bien, pero la narración que los rodeó fue basura al estilo WWE.

Eva Marie vs Naomi

Si bien es posible que nos hayan quitado algo a lo que estábamos predispuestos a ver, ver a Niven enfrentarse a Naomi probablemente produjo una mejor combinación de la que hubiéramos obtenido con Eva, así que eso es algo.

Dicho lo anterior, este en realidad fue otro combate corto y genérico. Si este es el personaje de Eva, al menos hará que Niven tenga más tiempo en pantalla, lo que podría hacer que estos segmentos sean soportables.

The New Day vs R-K-Bro

Esta disputa ha sido uno de los pocos puntos buenos de Raw y ha producido segmentos y buenas luchas, por lo que fue bueno verlos con tiempo suficiente para organizar un buen combate.

Los cuatro dieron un gran espectáculo. Este es uno de los raros casos en que cualquiera de los equipos podría haber ganado y siempre será gracioso ver a Orton frente a Kofi considerando el resentimiento personal que existe en la vida real entre ambos.

Riddle y Orton no es una combinación que todos disfruten, pero sería difícil negar la calidad de esto.

Asuka vs Rhea Ripley

Hace poco más de dos meses, Asuka era campeona femenina de Raw. Esta semana, sirvió como calentamiento para Ripley antes de enfrentarse a Charlotte el domingo, algo de eso no cuadra.

Ella y Ripley tuvieron una buena pelea competitiva. Incluso si al final era un combate relleno, sin alma y sin emoción. La pelea posterior al combate tuvo buena energía e hizo que la pelea se sintiera más personal. Hizo más para promocionar su próxima lucha que todos los segmentos anteriores combinados de Raw en semanas pasadas.

Alexa Bliss vs Nia Jax

El combate que vimos aquí no fue malo, pero es difícil hacer que te importe debido a la historia que le acompaña. Parece que WWE no tiene un plan realmente para Bliss y solo está haciendo cosas al azar para ver qué funciona.

Elias vs Jaxson Ryker

¿Confundieron el guión de la semana pasada con el de esta semana? ¿Por qué WWE entrega exactamente el mismo combate? ¿Qué logra? ¿A quién ayuda?

Raw es un pésimo show de televisión.

Drew McIntyre y Viking Raiders vs AJ Styles, Omos y Bobby Lashley

Ver a McIntyre obtener la victoria aquí casi garantiza que Lashley retendrá el domingo. Fue divertido ver a Ivar y Omos enfrentarse. Fue una buena vista previa de su eventual combate por el título en pareja. Por otro lado, a veces nos quejamos de que las luchas son demasiado cortas, pero en este caso, quitar 10 minutos de relleno habría mejorado mucho la situación.

Todo lo que vimos en la lucha individual y la pelea de seis hombres que siguió se veía bien, pero usar los 40 minutos finales del show en historias que no tienen mucho mas que agregar, ni nada nuevo, no es un buen final.