Raw

Crítica Raw 21/02/22

Raw abrió con Brock Lesnar dirigiéndose al ring con su Campeonato de WWE. Interactuó con la multitud y se mostró emocionado cuando la multitud coreó «Suplex City». Antes de que pudiera decir más de dos frases, Paul Heyman interrumpió.

Heyman habló su basura habitual en nombre de Roman Reigns, pero La Bestia no iba a caer en su trampa. Lesnar finalmente prometió que estaría en SmackDown, ya sea que Reigns y Heyman lo quieran allí o no.

Incluso cuando Lesnar está solo, WWE encuentra la manera de que Heyman interactúe con él. Sin embargo, La Bestia no parece necesitar su ayuda actualmente. El nuevo campeón de WWE parecía más cómodo en el micrófono comparado con sus últimos años. Este Lesnar Babyface es algo nuevo, y parece que a los fanáticos les está gustando. Este segmento estuvo bien, pero no necesitaba abrir el programa ya que no sucedió nada realmente.

Alpha Academy vs Street Profits

El final de esta lucha fue un poco raro, pero es un tipo específico de final sucio que no vemos muy a menudo, por lo que no fue como si fuera esa descalificación habitual que recibimos.

Esta fue una divertida lucha por equipos que mostró por qué estos equipos merecen tener más atención en 2022. Si WWE se esfuerza por trabajar su división por equipos, puede competir con cualquier otra compañía en ese aspecto.

Tommaso Ciampa y Finn Balor vs Dirty Dawgs

WWE organizó dos luchas por equipos sólidas seguidas, pero esta fue un poco diferente porque se hizo para ayudar a impulsar una disputa de NXT 2.0, no es algo que se desarrollará en Raw.

Balor y Ciampa funcionan bien juntos. Como de costumbre, Ziggler y Roode hicieron que todo lo que hacían pareciera tan suave como la seda, fluidez, eso es algo complejo en esta industria. Este fue un buen trabajo de principio a fin. Es genial ver a Ciampa aparecer en Raw de vez en cuando, pero WWE se ha relajado demasiado con el tema de la división de marcas. O necesita terminarlo o reforzar las barreras entre espectáculos.

Nikki A.S.H. vs Rhea Ripley

Este combate fue corto e hizo que Nikki pareciera débil como competidora. Hizo que Ripley pareciera fuerte, pero ella siempre se muestra dominante. No necesitaba aplastar a su ex pareja. Ella no se beneficia de esta victoria, mientras que Nikki si pierde demasiado con el desarrollo de la misma lucha.

Damian Priest vs Shelton Benjamin

Esa lucha fue decente pero demasiada corta para ser memorable y eso siempre es una basura en un show de 3 horas. Priest incluso tuvo tiempo de dar una promo después de que terminó la lucha, por lo que la pelea ni siquiera llenó un segmento completo entre comerciales por sí sola.

Parecía que algunas personas en la multitud abucheaban a Priest, por lo que es posible que algunos fanáticos comiencen a volverse en su contra, mas con este tipo de reserva de luchas. Si recibe mucha presión, WWE debería considerar convertirlo en Heel antes de WrestleMania.

Priest dijo que quería que su próximo retador fuera un oponente del calibre del título mundial, por lo que Balor respondió a la llamada.

Reggie y Dana Brooke, Doudrop vs Bianca Belair

No vale la pena entrar en el tema de Reggie y Brooke. Fue solo un segmento de comedia rápida que vio a Brooke recuperar el título 24/7.

A pesar de haber visto a Doudrop vs Belair varias veces este año, todavía no han agotado por completo su repertorio. Siempre es divertido verlas mezclar porque ambas obligan a la otra a salir de su zona de confort.

La lucha fue mejorando a medida que avanzaba. Cada vez que parecía que Belair no sería capaz de hacer algo, lo superaba y lo conseguía, incluso con las amplias diferencias en credibilidad entre ambas.

RK-Bro vs Kevin Owens y Seth Rollins

Como era de esperar, este fue un intercambio divertido de ida y vuelta con cuatro de los luchadores más relevantes de la marca. Ver a Owens y Rollins obtener la victoria ayudó a cerrar el espectáculo con una nota alta.

El tiempo de Orton y Riddle como equipo debe llegar a su fin pronto. Ambos muchachos están mejor como individuos, y la división de parejas no sufrirá sin ellos.

Rollins y Owens, por otro lado, podrían ser nuestros próximos campeones en parejas. El Raw de esta semana tuvo una buena mezcla de lucha libre con algunos segmentos destacados, criticando nuevamente el Priest vs Benjamin, ambos podrían cubrir una buena cantidad de tiempo para reforzar el reinado midcard. No se parecía mucho a un espectáculo posterior a un pago por evento, pero logró algunas cosas para configurar nuevos combates.