WWE

Cómo The Rock vs Cody es el mejor feudo de Wrestlemania 40

The Rock regresará al ring como último obstáculo en el camino de Cody Rhodes antes de su revancha de WrestleMania contra Roman Reigns.

El domingo pasado, El Jefe Tribal fue parte del último episodio de Biography: WWE Legends. El documental fue una mirada fascinante a su vida familiar y su viaje hacia la cima como la principal estrella de WWE.

Sin lugar a dudas, Reigns ha juntado todas las piezas durante esta carrera como “El Jefe de la Mesa”. Ha sido el mejor trabajo de su carrera, pero su primo le ha hecho sombra en 2024 como The Final Boss.

Su cambio a villano y su posterior movimiento para unirse a The Bloodline han sido lo más destacado de la construcción de este año de Wrestlemania. Rhodes todavía busca destronar al campeón universal indiscutible para terminar su historia, pero su conflicto con The Rock ha sido mucho más entretenido desde la conferencia de prensa de inicio de WrestleMania el 8 de febrero.

Aunque claro, comenzó de forma inestable.

the rock vs roman reigns

El universo de WWE había estado esperando esa perspectiva de un combate de ensueño entre The Rock y Reigns. Justo cuando el encuentro finalmente parecía plausible, Rhodes se ganó una revancha esperada y dividió a los fanáticos.

Inicialmente, no estaba claro cómo WWE podría rectificar la situación. Sin embargo, la próxima pelea en parejas y el evento principal de la Noche 1 de Wrestlemania, hoy, parece una excelente solución.

Este combate repleto de estrellas es la manera perfecta de celebrar el 40 aniversario de Wrestlemania con luchadores del pasado, presente y futuro. También es una nueva forma de utilizar el formato de dos noches para contar una historia, aunque claro, está lejos de ser perfecto.

Mientras que The Rock se ha destacado como el personaje más magnético de los cuatro involucrados, los intercambios entre el campeón Reigns y el retador Rhodes para promover el combate han sido decepcionantes, mientras que el daño al reinado de Rollins parece estar en un punto de no retorno.

Esto se debe en gran medida al trabajo de promoción de The Final Boss durante los últimos meses. El hombre de 51 años no se ha mostrado como una celebridad invitada, ha despertado con éxito al luchador que los fanáticos idolatran desde hace tiempo, ese que vimos durante la Era de la actitud.

Sería fácil decir que simplemente confía en la nostalgia para apaciguar a los espectadores que crecieron viéndolo. Claro, hay algo de verdad en lo anterior, pero su dinámica con The Bloodline y la tensión con Rhodes también son algo refrescante para una empresa que en 12 meses, no había generado una historia real para la escena titular.

Los momentos finales del episodio del 25 de marzo de Raw llevaron al mayor suspenso que la serie insignia ha producido en los últimos años. Esa imagen de The Rock parado sobre un Rhodes ensangrentado bajo la lluvia dejará un impacto en muchos fanáticos mucho después de que termine WrestleMania 40.

El resultado del conflicto de la pesadilla americana con The Bloodline es más difícil de predecir ahora.

Y mientras que The Rock ha eclipsado al campeón, eso no es necesariamente un desarrollo negativo, suena extraño, pero estamos en una etapa en la que este desarrollo ha agregado otra capa a la búsqueda de Rhodes para terminar su historia y otro elemento a un Reigns que venía hace mucho sin realizar algo con significado en su reinado.

El curioso caso del campeón secundario

Y mientras que el Rhodes vs The Rock debería seguir tras Wrestlemania, esto asumiendo que Reigns pueda tomarse un tiempo fuera si llega a perder, nadie habría imaginado que Rollins se pondría del lado del hombre con el que se peleó durante la mayor parte de 2022. Rollins luego de ser desechado tras rogar a Cody que le enfrentara y los muchos cambios de planes, el visionario termino con un papel secundario en una historia más grande.

seth rollins wrestlemania 40

En este punto Rollins vs Drew McIntyre se siente como algo que solo existe para que Rollins tenga un cambio, un cambio luego de perder por lo que tanto ha trabajado, es muy difícil pensar que retenga de alguna manera, y hablamos de una historia que originalmente sería un Rollins vs Punk, que como se dijo, con tantos cambios, termino eclipsado por algo mucho más grande.

Una vez alguien dijo, prefiero un papel pequeño en una buena película, que un papel grande en alguien que nadie recuerde. En realidad, eso es una mezcla de frases, pero puede adaptarse a Rollins.

En este punto si Rollins pierde, nos da un nuevo campeón mundial, un cambio que permite nuevas historias, que puede permitir que Rollins tome un tiempo fuera producto de sus lesiones y que cuando regrese, pueda culpar a Rhodes de perderlo todo.

Es una historia que nadie podría haber anticipado, algo que no habría sido posible si Rhodes y The Rock no hubieran chocado por el lugar del evento principal. Su confrontación nos salvó de una situación que era perezosa realmente.

El tiempo dirá si el ganador del Royal Rumble de 2024 podrá superar a The Bloodline y lograr su sueño de infancia. Sin embargo, los últimos dos meses han sido inesperadamente un viaje increíble lleno de momentos memorables, incluso si eso significo que los dos campeones mundiales se vieran eclipsados.