Raw

Una WWE TV-14 no es el remedio para sus problemas

WWE aparentemente está poniendo fin a la era PG, al menos esa es una primera intención.

Según Andrew Zarian del Wrestling Observer, un memorando dentro de USA Network sugirió que Raw pasaría a una calificación de TV-14, pero dicho memorando se envió antes de tiempo y no se ha si quiera hablado de una fecha para este posible cambio.

Los fanáticos han rogado por un regreso a las formas de antaño, muchos extrañando la era de la actitud. Ese interés renovado podría ser enorme para los índices de audiencia, especialmente en un momento en que la compañía ha tenido problemas para construir nuevas estrellas, está lidiando con lesiones y tiene los títulos principales atados a un solo hombre.

Pero pareciera que todo lo de estos últimos no es tan simple. NXT 2.0 descubrió esto de la manera más difícil al tratar de lanzar contenido más sexualizado y maduro a los espectadores, y fracasó en gran medida. Raw de repente tiene más malas palabras, sexo y sangre no moverán mucho la aguja en un 2022 en el que se ve incluso a los adolescentes insensibles a ese tipo de cosas.

Eso no quiere decir que un producto más maduro no pueda ser divertido, pero corre el riesgo de perder seguidores más jóvenes. Y si el objetivo es que el contenido más atrevido solo brinde aún más momentos virales en las redes sociales, eso podría mantener a WWE como el producto ridículo que los fanáticos ven en clips pero nunca se toman el tiempo de revisar mas allá de eso y momentos estúpidos de este tipo no son nuevo, acaso olvidan la basura absurda de Rey Mysterio «perdiendo» su ojo en televisión.

WWE está mucho mejor arreglando sus problemas haciendo lo que ha estado haciendo desde Money in the Bank. En el evento, Theory ganó el maletín masculino, quizás de una manera forzada y son coherencia y Liv Morgan no solo ganó el maletín femenino, sino que también ganó el título de Ronda Rousey.

A pesar de que la ejecución, torpe, fue primer intento que ha hecho WWE de contar una historia a largo plazo desde Roman Reigns, que irónicamente ahora se ha prolongado demasiado, especialmente con Reigns trabajando en un horario reducido.

La prueba también está ahí. WrestleMania 38. Nombres en toda la mitad de la cartelera e incluso celebridades que protagonizan «momentos» para llegar al evento principal de dos noches entre Reigns y Brock Lesnar, que curiosamente se repetirá, una vez mas en SummerSlam.

Los fanáticos leales a una compañía multimillonaria pueden quejarse de la comparación, pero esta es un área donde All Elite Wrestling es muy superior. Tomaron la historia de «Hangman» Adam Page y la desarrollaron durante más de dos años, consolidando una de las mejores historias jamás contadas en la lucha libre profesional moderna mientras luchaba contra altibajos, amistades, temas serios como la depresión, y finalmente ganó el título como un talento de la casa.

Vale la pena mencionar esto no solo porque las empresas son competidoras. WWE está en la etapa inicial de algo como esto con Theory y Morgan. En unos años, podríamos estar comparándolo con la historia de Page y como un punto de inflexión en la trayectoria de la compañía.

Esto también se aplica a Bianca Belair y Matt Riddle, por nombrar algunos. El cambio real en el enfoque es invertir en luchadores locales con algo de continuidad en sus historias, no en una calificación de TV-14. Si la historia de Theory se desvanece cuando Cody Rhodes regrese y Morgan es aplastada por Charlotte Flair que regresa, volvemos al inicio del problema.

Una calificación de TV-14 podría hacer que las historias a largo plazo sean más interesantes y atractivas para los espectadores veteranos, pero la compañía no ha mostrado un compromiso constante con ese tipo de historias durante más de una década. Si una calificación diferente es todo lo real de este cambio, es probable que no traiga de vuelta o retenga a los fanáticos inactivos que cada vez menos WWE.

Sabemos que los luchadores de WWE pueden hacer cosas asombrosas cuando se les da la oportunidad, independientemente de la calificación televisiva, al final es quién, cómo y por qué obtienen esas oportunidades lo que sigue importando más que cualquier otra cosa.